La experiencia de participar de un crucero es inolvidable. Los pasajeros son inseridos en un contexto de lujo, donde son tratados como príncipes y princesas. Hacen nuevos amigos, conocen personas y lugares nuevos. Principalmente, se divierten mucho. Todas las noches hay un espectáculo diferente (danza, magia, humor) y hay una noche de gala, cuando los pasajeros tienen la posibilidad de sacar foto con el capitán. Durante el día, hay diversas actividades como juegos de grupos, de mesa, películas, karaoke, piscinas, etc.. Pueden disfrutar también del spa, del casino, de las tiendas, de la disco, de la sala de juegos electrónicos, etc…

Para quien va, como yo fui, a trabajar en un barco de crucero, la experiencia también es inolvidable, pero por otros motivos que compartiré aquí. Aguarden!

Anuncios