El primer país que visité en 2005 en el viaje de mochila por América Latina fue  Guatemala. Allí fui recibida por una familia guatemalteca adorable. Mi amiga Iara Coimbra me había dado el contacto de su amigo Pichy. Yo no lo conocía, pero antes de ir nos hablamos por messenger e intercambiamos fotos para reconocernos. Llegué en Guatemala y él fue a buscarme en el aeropuerto. Habla portugués fluente y conoce bien a Brasil. Sentime adoptada por toda la familia: el padre Oscar, la madre Sandra e Yanice y Juan Jose, hermanos de Pichy. Ellos me llevaron a pasear. Incluso, en Antigua, acabé pagando como nativa para entrar a algunos monumentos. Los nativos pagan bien más barato que los turistas. El señor Oscar compraba los tickets mientras yo me quedaba más atrás, callada y con cara de póquer. Pasaba como guatemalteca! Quedándome en su casa pude vivir su cotidiano y solo así aprendí detalles de su cultura que talvez un turista no notase (impresiones-de-guatemala). Además me dieron pistas preciosas, como una heladería loca. Gracias de corazón a mi familia guatemalteca! casa-de-locales

Mi familia guatemalteca
Mi familia guatemalteca
Anuncios