Bueno, la pista de hoy del blog en portugués, no hará sentido para ustedes. Explico el menú del día, que no es común para nosotros brasileños. Aquí, aprovecho para explicar, entonces, un sistema de comida en Brasil que, mismo con todas mis andanzas, no he encontrado nada mejor: la “comida por kilo”. Hay diversos restaurantes que ofrecen un buffet variado. Pero no se paga por persona. Cada uno se sirve y después pesa su plato, pagando por lo que se come. Me gusta porque uno paga por lo que realmente come y porque hay variedad. Si quieres comer pollo y yo prefiero pasta, podemos ir al mismo restaurante de comida por quilo y ambos comemos felices! ¿Quien se anima a venir a probar?

Anuncios