Una pista divertida es aprender algunas palabritas básicas en la lengua del país que se visita. Comenzar una conversación con un “hola” en la lengua nativa generalmente ayuda en la interacción. Las personas están acostumbradas a turistas que no se importan mucho con la cultura local, entonces se sorprenden positivamente. Algunas preguntaban si yo hablaba la lengua. Al contestar que no, empezábamos a conversar en inglés mismo. Y conocer gente me encanta! También es útil por si acaso alguien quiere engañarte, porque va a tener duda sobre cuanto entiendes. Principalmente, las personas se vuelven más simpáticas y solícitas cuando perciben que al menos intentas hablar su lengua. Ganase algunos puntos, lo que es bueno porque, como extranjeros, vamos a necesitar constantemente ayuda de personas locales (informaciones, prestación de servicio). Una de las primeras cosas que hacia al llegar en un país era aprender mi vocabulario básico:

Hola

Por favor

Gracias

Yo no hablo tal lengua

Baño

Y, en mi caso: vegetariano o sin carne

Créeme, estas palabritas pueden abrir portas!

Los griegos eran de los que más se sorprendían al escucharme soltar algunas palabritas en esta lengua que casi ningún turista debe se esforzar para hablar r
Los griegos eran de los que más se sorprendían al escucharme soltar algunas palabritas en esta lengua que casi ningún turista debe se esforzar para hablar r
Anuncios