Esta tía mía salió de Brasil cuando yo era niña así que no me acordaba muy bien de ella. Ella fue a vivir en España, se casó con un catalán y tuvieron una linda hija, Ananda. Hoy vive como a una hora de Barcelona, en un parque natural llamado Montseny. La distancia de tiempo y lugar no fue un problema: ella me recibió de brazos abiertos. Desde cargar mis maletas hasta darme apoyo emocional, ellas fueron mi lado familia en los tiempos de Barcelona. Tía es jovial, divertida y luchadora (y desconfío que tiene hasta algunos poderes mágicos). Mi prima Ananda es una adolescente linda por dentro y por fuera, tierna y cariñosa. Yo decía que su casa, la Villa Rosita, era mi casa de campo. Las visitaba más o menos un fin de semana por mes y hasta llevaba amigos. En estas ocasiones, hacíamos caminadas por la floresta, recogiendo leña o frutas, veíamos pelis, conversábamos en una mezcla de portugués, castellano y catalán y cocinábamos.  O mejor, ella cocinaba, yo comía. Tía Brenda es una gran cocinera y le gusta la comida vegetariana. Con ella aprendí a cocinar varios platos y el secreto de los condimentos.

Lindas, las admiro, las quiero y las extraño.

Con tia Brenda y Ananda, cocinando algo rico
Con tia Brenda y Ananda, cocinando algo rico

Caminatas por la floresta
Caminatas por la floresta
Villa Rosita
Villa Rosita

Anuncios