Cuando volví, mi amigo Kebel, después de escuchar un poco mis aventuras, me dedicó la canción “Cazador de mi”. Aquí traduzco un trozo:

Voy a encontrarme
Lejos de mi lugar
Yo, cazador de mi

(…)

Lejos se va
Soñando mucho
Pero adonde se llega así
Voy a descubrir
Lo que me hace sentir

Yo, cazador de mí

Creo que tiene todo que ver. Soñé mucho. Fui lejos. Y ahora estoy descubriendo adonde llegué… Creo que el punto de llegada es el mismo de partida: yo misma. Eso que es lo maravilloso en la vida: nos da un montón de oportunidades para descubrir el  otro, nosotros mismos y crecer!

Para escuchar la canción, clique aquí.

Para leer la letra completa, en portugués, clique aquí.

Anuncios