Aún continuando con pistas gastronómicas, una buena idea es pasar por los mercados públicos. Generalmente no son puntos turísticos, sino lugares donde las personas del lugar van a hacer sus compras. Buceo em la cultura local. Para mi es un lugar de estímulo visual y olfativo. Si no tienes estómago débil, también vale la pena estimular el paladar, provando comidas y bebidas. Es más, puedes ahorrar (los precios son más accessibles que los de restaurantes), interactuar con la población local y conocer productos típicos.

Anuncios