Siguiendo con la acomodación de los tripulantes:

Para los staff y oficiales, hay un cabinista, que todos los días limpia la cabina, cambia las toallas, repone papel higiénico, etc… Para eso nos descuentan del salario una tasa obligatoria. Pero es responsabilidad de cada uno mantener la “casa” arreglada. Toda semana hay inspección de cabinas: el director de hotel escoge algunas aleatoriamente y va a verificar si están arregladas. Si no le agrada el estado de estas, o si encuentra algún objeto prohibido, como comida o utensilios del barco, los dueños de la cabina son llamados a la corte del capitán y pueden llevar una advertencia.

(Luego posteo un video de la cabina)

Anuncios