No podría hablar de España sin tocar en el hábito de la siesta. Tuve que rehacer todo mi esquema cerebral  para acordarme que de las 14 horas hasta las 17, 90% de los establecimientos se cierran! (sólo escapan los que no son de españoles lo que es cada vez más común). Hasta parece domingo, es raro. Una vez pregunté a una señora el horario de apertura de su tienda y tuve que aguantar un discurso sobre la necesidad del descanso. Eso atrasaba un poco mi vida, ya que no estaba acostumbrada: muchas veces salí a hacer compras y el mercado estaba cerrado…

Anuncios