En el blog en portugués de hoy posteo sobre una protesta que está siendo organizada para el 7 de septiembre, día en que celebramos nuestra independencia.

La idea es a las 17 hs hacer un gran ruido, con ollas, silbatos, cláxones… Eso para protestar contra la corrupción. Últimamente vienen a público vergonzosos  escándalos de mala utilización de los cargos públicos. El peor es que el gobierno, teóricamente de izquierda, no apoyó que fueron investigados.

Hay una frase que dice que en Brasil no hay pueblo, hay público (por la pasividad). Bueno, nuestra independencia fue hecha por el propio príncipe de Portugal, sin participación del pueblo (solo presión de las elites). Incluso pagamos una indemnización a los portugueses, por las futuros perjuicios causados al dejar de ser explotados por ellos!!!!

Pero en la historia más reciente tenemos ejemplos de que la movilización popular sí puede cambiar algo. Por ocasión del fin de la dictadura, hubo presión popular por lecciones directas a presidente (que ocurrieron 5 años más tarde) y por el impeachment del presidente Collor en 1992 (este sí ocurrido en seguida).

No creo que una protesta vaya a cambiar mucho, pero de todos modos enseñar la insatisfacción es un comienzo…

Anuncios