Pasé mucho tiempo en diversas ciudades de Italia y pude observar algunas cosas diferentes. Aquí comparto algunas curiosidades relacionadas al sistema de transporte italiano:

  • En Roma, hay señales de tráfico amarillas para peatones. Se quedan más tiempo abierto que el verde…
  • El tráfico en Nápoles es caótico. Los coches no respectan las señales, los peatones entran delante de los coches. Vi que muchos coches estaban damnificados y los dueños no se interesan en arreglarlos. Una vez, mientras esperaba un bus que tardaba en pasar, comencé a contar los coches, para distraerme. A estadística final fue asombrosa: 9 entre 10 estaban abollados y/o rayados.
  • En algunas ciudades italianas, nuestra versión de lugares reservados para personas mayores, discapacitadas y embarazadas en los buses y metros, gana una versión local: existen asientos reservados a los mutilados de guerra e inválidos del trabajo…

Por hablar en tráfico, este gatito se refugia bajo un coche en Ravello, Italia
Por hablar en tráfico, este gatito se refugia bajo un coche en Ravello, Italia

Anuncios