En los países escandinavos  (Finlandia, Noruega, Suecia e Dinamarca) hay alto índice de depresión y suicidio, atribuido en parte al clima muy frío y a las varias horas de obscuridad durante gran parte del año. El alcoholismo es un problema social. Las personas beben mucho. Para desestimularlas el precio de las bebidas alcohólicas es altísimo (en Finlandia una cerveza sale entre 3 y 8 euros). Pero ellos compran aún así o traen de sus viajes a los países vecinos. Cuando crucé en barco de la Estonia para Finlandia, vi un número en mi tarjeta de embarque y, sin entenderlo, pregunté qué era: la cantidad de litros de bebida alcohólica permitida por persona. Mucha gente con caritos llenos de cajas de bebidas. Ellos llevan la familia entera para poder entrar con más alcohol!

Incluso, sabiendo del precio de las bebidas alcohólicas, mi amigo Alex quiso llevar una vodca para su amiga que nos iba a hospedar. Ella y su novio se quedaron muy felices con el regalo y tomaron la botella, solitos, en 2 días!

Pero para mi lo más curioso es: si un escandinavo te invita a cenar en su casa, no significa que te está invitando a beber. Probablemente no te va a ofrecer un vino o una cervecita. Pero no te preocupes: tú, como invitado, puedes llevar tu propia bebida y no tienes la mínima obligación social de ofrecer un trago al anfitrión.

Fiorde en Noruega
Fiorde en Noruega
Anuncios