Como de costumbre, en México, experimente todas las comidas típicas que no llevan carne y me gustó la mayoría, esto incluye los cactus y sus flores, pero excluye los chapulines. Hasta hoy echo de menos las tortillas, que fueron mi principal alimento allí.

Desde mi punto de vista los mexicanos son un poco masoquistas para comer. Explico: casi no como chile y allá ponen chile (y limón) en prácticamente todo: en las comidas saladas, como tacos y tortillas, pero también en las frutas y dulces. Sí: en las frutas y dulces. Hay muchos dulces hechos para picar.

En mi primera semana allá, “lloré” todos los días: pedía comida, daba una mordida y las lágrimas saltaban (si yo fuera un dibujado animado, mi cara se pondría roja y humo saldría de mis oídos).

Poncho, mi amigo mexicano compró  en un carrito de comida en la calle unas papas que venían en una bolsita plástica. Terminadas las papas, bebió el zumito de chile que se quedó en el hondo, diciendo que era la mejor parte!!!!

Aprendí a pedir siempre comida sin chile, porque la regla
general allí es poner chile en todo. Vi un carrito de frutas con 5 mangos en palitos. Solo uno no estaba cubierto del polvo rojo del chile. Apunté para este diciendo: quiero este. Entonces, la vendedora agarró el chile e iba a jugarlo sobre mi mango. No sé si fue por hábito suyo, pero tuve que  gritar para impedirla. No había elegido aquel mango por ser el más grande o más bonito, sino por ser el único “normal”. Seguro que la vendedora no me encontró nada normal… ¿comer mango sin chile?

Guanajuato, Mexico
Guanajuato, Mexico
Guanajuato, Mexico

Guanajuato, la ciudad que más me gustó en Mexico

Anuncios