Quien lee este blog hace algún tiempo, percibió que son los pequeños detalles de una cultura que me agradan y divierten. Pues comparto ahora una cosa más en Perú que me llamó la atención (para leer la primera clique aquí):

El papel higiénico por allí es algo personal. No existe eso de entrar en un baño y haber un rollo allá, esperándote para ser usado. Ok, en Brasil y en Europa muchos de los baños públicos gratuitos no cuentan con este artículo. Pero en Perú no importa el lugar ni si has pagado o no para entrar: restaurantes, museos, sitios arqueológicos, hostales… simplemente no se encuentra papel higiénico.

Por este motivo, cada persona tiene que llevar su propio rollo (o simplemente no usar). Eso hace con que se encuentre el dicho objeto a venta en todos los lugares, de los esperados (como un supermercado) a los más inusitados como cafeterías, iglesias e incluso carritos que venden frutas en la calle.

Pero quizás este no sea el artículo más raro por allá: comiendo en lugares más “mochileros”, al pedir servilleta, las señoras aparecían con un rollo de papel higiénico en la mano, quitaban un trozo y me daban…  Buen provecho!

Huaraz, Perú
Peruanita en Arequipa

Anuncios