Esta semana el blog cumplió 2 años ya! Guau!

Eso significa que hacen dos años que volví.

Me ha gustado compartir mis aventuras aquí, leer los comentarios, conocer virtualmente gente nueva y con la misma cabeza…

Desde el início hice una lista de los casos, de los ángeles, de pistas, de la vida de marinera. Y las listas aún están lejos de acabar! Es más, siempre crecen, con aventuras y pensamientos nuevos. Y miren que al principio yo postaba a cada dos días! Ahora una vez a la semana, más tranquilamente…

Hace poco volví de un viaje internacional, como leen. El regreso de un país extranjero me fue un poco raro. Me pregunté: ¿quiero mismo quedarme en Brasil o quiero vivir fuera de nuevo? Sé que el momento ahora es de estar aquí en mi país, pero… ¿Y luego? Lo Bueno es que la angustia no fue tan grande como esperaba. Si por un lado, amo sentirme extranjera, por otro veo que tengo conseguido traer la Ana Clara de allá para acá (esencial leer este post para entender). Y vi que no es necesario vivir fura para vivir lo que me gusta. Con un viaje puedo sentir por algunos días la sensación de ser diferente, de salir de la rutina, conocer buena gente y comunicarme en otra lengua…

Pero en este tiempo aprendí, principalmente, a estar bien donde esté, pasando por lo que sea.

Gracias a todo/as que me acompañan aquí, a bordo del mundo!

Anuncios