En otros países nosotros brasileños tenemos fama de mucha cosa  (festivos, alegres, jugamos bien al fútbol, etc).En los lugares más fríos tenemos aún otra fama, bien ilustrada en  una situación vivida en viaje:

Estaba en la Patagônia chilena, en Punta Arenas. Iba a acampar en el Parque Torres del Paine. Aún en el verano, por la noche la temperatura esperada era cerca de cero grado Celsius. Fui a alquilar un saco de dormir. Hay varias tiendas de alquiler de equipo. Entré en algunas investigando. A la época no entendía muy bien sobre el tema, pero los sacos varían en niveles de “calentura”.

En  una tienda había sólo un tipo de saco. El precio estaba bueno y quise alquilar. La mujer de la tienda me preguntó de donde yo era. Cuando dije que era brasileña, ella dijo:

– Entonces este saco no es suficientemente cálido para ti. No lo voy a alquilar para una brasileña, ustedes moren de frio.

Y no me lo alquiló.

Anuncios